Escuelas Infantiles vs Cuidados familiares ¿Qué es mejor?

¿Llevar a tus hijos a las mejores escuelas de Madrid o que lo cuiden familiares? Te contamos las ventajas y desventajas.

POR QUÉ LLEVARLO A LA ‘ESCUELA INFANTIL’

Beneficios de escolarizarlo pronto

Llevar o no a nuestro hijo a una escuela infantil es una de las primeras y más difíciles decisiones a las que se enfrentan los padres. Cuando ambos progenitores trabajan y quieren o necesitan seguir haciéndolo, se asume con naturalidad que hay que llevarlo a la ‘guarde’ desde muy pequeño. Sin embargo, en la mayoría de los casos la experiencia se vive como algo traumático, que hay que hacer porque ‘no hay más remedio’. Y es que muchas madres tienen la sensación de que rompen el vínculo que tienen con su hijo e incluso de que lo abandonan. Es más, la escuela infantil es concebida como algo meramente asistencial, un lugar el que llevar a nuestros hijos cuando no podemos atenderlos.

Es cierto que los pediatras no recomiendan escolarizar a los niños antes de los 6 meses para que su sistema inmune esté más maduro. Sin embargo, más allá de eso, una escolarización temprana en una de las mejores escuelas infantiles, antes de los 3 años de edad, puede acarrear grandes beneficios para los niños.

MEJORES RESULTADOS EN MATEMÁTICA Y LECTURA EN PRIMARIA

En el estudio “Escolarización temprana, trimestre de nacimiento y rendimiento educativo en primaria”, llevado a cabo por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y publicado en la Revista de Educación en 2015, se analizó la influencia de la escolarización en el primer ciclo de educación infantil.

Una de las conclusiones a las que se llegó, después de evaluar a casi 30 mil alumnos en toda España, fue que los niños escolarizados antes de los tres años obtenían resultados significativamente mejores en Primaria, sobre todo en dos áreas: matemáticas y lectura. Y es que, según numerosos estudios publicados a lo largo de las últimas décadas, los tres primeros años de nuestra vida son cruciales para el desarrollo futuro, pues en ellos se produce el 50% del desarrollo neurológico. Es decir, que lo que aprendamos los tres primeros años de vida marcará en gran parte nuestro futuro a todos los niveles, y vivirlos en un ambiente donde se proporcionan los estímulos adecuados tanto a nivel cognitivo como intelectual ayudará a los más pequeños a desarrollar todo su potencial.

MÁS ALLÁ DE LAS VENTAJAS ACADÉMICAS

Ventajas académicas aparte, las escuelas infantiles proporcionan otra serie de beneficios que podemos observar a mucho más corto plazo:

1. Rutinas y hábitos.

La comida, la siesta, la higiene, el juego, el patio… En la escuela infantil todo tiene un horario, un horario que favorece la adquisición de las rutinas mucho más fácilmente que en casa y que tan importante es para la seguridad y el bienestar de los más pequeños.

2. Autonomía.

Ponerse el abrigo, comer, recoger los juguetes, lavarse las manos… todas esas cosas que nos parece imposible que puedan hacer en casa, aprenden a hacerlo solos en la escuela infantil en cuanto están preparados para ello. De esta manera, favorecemos, no sólo su autonomía, sino también su autoestima.

3. Socialización y empatía.

Relacionarse desde muy pequeños con otros niños y adultos tiene grandes beneficios a nivel afectivo: aprenden a relacionarse y a crear lazos, a compartir espacio, objetos y juegos, a desarrollar sus capacidades afectivas, a desarrollar la empatía… En definitiva, a desarrollar valores positivos y la tan importante inteligencia emocional.

4. Estimulación temprana.

A través del juego, y en espacios y objetos especialmente preparados para ello, los niños van asimilando conceptos, aprendiendo de manera divertida, interaccionado… Y todo esto favorece su capacidad cognitiva, estimula la psicomotricidad, las habilidades lógicas y sus habilidades comunicativas a todos los niveles: oral, corporal, gestual, plástico a través de los dibujos… Además, es una etapa ideal para introducir una segunda lengua.

5. Cuidados profesionales. Las escuelas infantiles cuentan con equipos profesionales altamente cualificados para atender a los niños a todos los niveles: de cuidados básicos, sanitarios, psicopedagógicos… Profesionales que estarán encantados de asesoran y ayudar a los padres siempre que lo necesiten.

En definitiva, la escuela infantil ayuda y favorece el desarrollo físico y psicológico de los niños.

CASOS ES LOS QUE ES ESPECIALMENTE BENEFICIOSA

Hay determinados casos en los que acudir a una escuela infantil puede ser especialmente beneficioso, e incluso necesario. Estos son algunos de ellos:

* En familias en las que reciben pocos estímulos, como padres que está poco tiempo con sus hijos, cuidadores poco activos o preparados para hacerlo, etc.

* Hijos únicos que tienen poco contacto con otros niños.

* Niños con retraso madurativo o psicomotor.

* Niños con algún tipo de trastorno del desarrollo o discapacidad. Además de que la estimulación que se ofrece en las escuelas infantiles favorecerá su desarrollo. Estas cuentan con un personal cualificado, capacitado para detectar tempranamente problemas que a los padres les podía haber pasado por alto en un primer momento.

Estos a grandes rasgos, estos son algunos de las ventajas de la escolarización temprana de los niños. Para beneficiarse de ellos, no hace falta optar por una escolarización completa, de toda la jornada y diaria. Escuelas como Los Bollitos ofrecen, además de un modelo educativo totalmente adaptado a las necesidades de padres y niños, una guardería por horas y sin aviso previo. Una Smart Nursery con atención flexible para que dejes a tus hijos siempre que lo necesites.

Translate »
0

Tu carrito