Consultas Pediatra Online – Gastroenteritis en bebés y niños ¿ Cómo Combatirlo ?

Consultas Pediatra Online

GASTROENTERITIS  EN BEBÉS: CAUSAS, SÍNTOMAS y PREVENCIÓN

La gastroenteritis en bebés surge durante los primeros años de vida, especialmente desde el comienzo de la escuela, al iniciar el contacto con otros niños.

La gastroenteritis se caracteriza por presentar heces líquidas de manera súbita, asociado en ocasiones a vómitos, dolor abdominal, fiebre… Normalmente se resuelve espontáneamente a los pocos días, sin necesidad de tratamiento farmacológico. Habitualmente su causa es infecciosa, sobre todo por virus.

¿En qué se basa el tratamiento?

* Evitar la deshidratación: es importante ofrecer líquidos con frecuencia. Ofreceremos suero de rehidratación oral, que contiene las cantidades de agua y electrolitos que necesitan los niños en estas situaciones.

No están indicadas bebidas carbonatadas, ni bebidas recomendadas para deportistas, ya que podrían empeorar el cuadro.

* Ofrecer alimentos: ofreceremos alimentos lo antes posible, siempre sin forzar. Se ha demostrado que la alimentación precoz, acelera la curación de las gatroenteritis. En aquellos lactantes amamantados con leche materna, ofreceremos el pecho de manera frecuente. En lactantes alimentados con fórmula artificial, no es recomendable diluir con más aguas los biberones.

* No se recomienda excluir los lácteos de la dieta. En caso de diarrea prolongada será el pediatra quien valorará la retirada de leche temporalmente.

* No es necesario instaurar dieta blanda durante la duración de la gastroenteritis. Se ofrecerá la comida habitual, exceptuando aquellos alimentos ricos en grasas y azúcar.

* Pueden administrarse probióticos como Lactobacillus GG y Saccharomyces boulardii, que han demostrado disminuir la duración de la enfermedad.

¿Cómo se puede evitar?

En casa debemos vigiliar los signos de deshidratación. Es importante observar que el niño orina normal, llora con lágrima, tiene la boca húmeda… Además nos fijaremos en el estado general del niño, viendo si está contento, juega o tiene ganas de comer. Si no tolera líquidos, acudiremos a urgencias, ya que podría ser necesario rehidratar por vía intravenosa.

En los lactantes, habrá que ser más cuidadoso, ya que el riesgo de deshidratación es mayor cuanto menor sea el niño. En el caso de que se encuentre decaído o inapetente, acudiremos al pediatra.

Podemos prevenir la gastroenteritis extremando las medidas de higiene. Lo más importante es el lavado de manos, tanto de propio niño, como de los cuidadores. Realizaremos una adecuada higiene de manos tras el cambio de pañal y antes de la preparación y administración de las comidas.

Además, podemos prevenir la gastroenteritis por Rotavirus con la administración de la vacuna oral, disponible en la farmacia. No está incluida en el calendario vacunal, por lo que el pediatra nos informará de las vacunas disponibles, la edad de administración y el número de dosis.

Por último, debemos hablar del periodo de exclusión escolar. El niño no debe acudir a la escuela infantil hasta 48 horas después de la última deposición diarreica. En el caso de algunas infecciones bacterianas, es necesario realizar un control de las haces previa a la incorporación, que os indicaría el pediatra.

 

Autor: Laura Barreiro

Centro Médico Montecarmelo

Pediatría.

Translate »
0

Tu carrito