Las vacunas para bebés en las guarderías y escuelas infantiles.

La gran importancia de las vacunas para bebés, niños y adolescentes para prevenir todo tipo de enfermedades.

La importancia de las vacunas para bebés hoy en día es algo que nadie se debe cuestionar. A pesar de ello,  existen grupos antivacunas.

Desde la introducción del calendario en nuestro país, en el 1975 han sido inmensos los avances en este campo. Tenemos un excelente calendario vacunal. Y, además, en los últimos años hemos avanzado más que en el conjunto de las últimas décadas.

Las vacunas para bebéssalvan vidas y no vacunar mata. Esto no lo dicen solamente los pediatras, sino los Comités, las Asociaciones y Sociedades, los gobiernos, la OMS… y además poco hay que decir cuando las estadísticas son las que son.

¿Qué riesgos conllevan las vacunas?

En cuanto a los riesgos de las vacunas son infinitamente inferiores a los riesgos de no ponerlas.

Por su seguridad y en beneficio de la comunidad del centro, para matricular cualquier niño o bebe en la Escuela infantil Guardería los bollitos es de obligado cumplimiento tener al día la cartilla de vacunas.

En la actualidad tenemos dos medidas concretas que han tenido un magnifico resultado en la salud y bienestar de ciudadanos de todo el mundo a los largo de la historia: El agua potable y las vacunas.

Todos sabemos lo que es el agua potable, pero y las vacunas para bebés? Que sabemos

Las vacunas, de una forma sencilla diremos que son medicamentos biológicos que aplicados a personas sanas provocan la generación de defensas (anticuerpos). Estos actúan protegiéndole ante futuros contactos con los agentes infecciosos contra los que nos vacunamos, evitando la infección o la enfermedad.

Las vacunas constituyen una de las medidas sanitarias que mayor beneficio ha producido y sigue produciendo a la humanidad. Previenen enfermedades que antes causaban grandes epidemias, muertes y secuelas.

Cabe destacar, que las vacunas benefician tanto a las personas vacunadas como a las personas no vacunadas y susceptibles que viven en su entorno (inmunidad de grupo). Es muy importante siempre informarse bien por médicos reconocidos y especialistas en materia. Desconfiar de artículos ( fake news ) y opiniones personales que navegan por Internet en la que aconsejan lo contrario sin ningún tipo de fundamento o estudio científico que lo demuestre.

Mediante las vacunas hemos conseguido erradicar la viruela, estamos finalizando la erradicación de la poliomielitis en el mundo, el sarampión ha dejado de ser un problema frecuente en nuestro medio (causa frecuente de encefalitis y minusvalías psíquicas hace tan sólo unos años). Además, no tenemos casos de difteria y otras enfermedades como la tos ferina, el tétanos, la hepatitis B, las meningitis meningocócicas…están siendo controladas.

Las vacunas se administran mediante inyección, y con menos frecuencia por vía oral (poliomielitis, fiebre tifoidea, cólera, rotavirus). En muchos casos son necesarias varias aplicaciones para conseguir que el efecto protector se mantenga durante años.

Actualmente, para reducir el número de inyecciones se utilizan las vacunas combinadas, es decir vacunas en las que en una misma inyección se juntan varias vacunas (p.e. la vacuna Hexavalente frente a, la difteria, la tosferina, el tétanos, Haemophilus influenzae tipo b, polio y Hepatitis B,).

 

¿Tiene algún tipo de riesgo la vacunación para mi bebe ?

Tenemos que partir de la base que “Los riesgos de la vacunación siempre serán inferiores a sus beneficios”. “No es mejor padecer la enfermedad que recibir la vacuna: con la vacunación adquirimos protección ahorrándonos la enfermedad”.

Las vacunas son medicamentos muy eficaces y seguros. Ningún avance de la medicina ha logrado salvar tantas vidas como las vacunas. Gracias a ellas las enfermedades que se percibían como amenazas dejan de existir o bien altamente disminuyen.

 

¿Qué reacciones puede producir las vacunas para bebés?

La mayoría de las reacciones que pueden producirse tras la administración de una vacuna son leves y pasajeras.
Las reacciones más frecuentes son:

  • Pérdida de apetito.
  • Enrojecimiento e hinchazón en el punto donde se inyectó.
  • Fiebre ligera.

Todas estas reacciones suelen desaparecer al cabo de dos o tres días. No obstante, el consejo es que puede que estos síntomas perduran tras la administración de una vacuna. En este caso, lo más oportuno es ponerse en contacto con su pediatra o profesional sanitario más próximo.

 

 

Translate »
0

Tu carrito